Blog

El nuevo integrante

El nuevo integrante en la familia del Zoológico recibe atención necesaria y está por concluir su etapa de crianza asistida

La familia de Osos Negros recibió un nuevo integrante.  Se trata de un pequeño osezno que recibe las atenciones necesarias para su óptimo desarrollo por parte del equipo médico del Zoológico de León.

Las hembras de Osos negros pueden dar crías cada año, siendo común que el nacimiento de las mismas ocurra entre los meses de Enero y Febrero, cuando la madre está en hibernación.

Los oseznos al nacer tienen sus ojos cerrados, son pequeños y  presentan un pelaje delgado y muy fino, en promedio pesan entre 200 y 450 gramos. Tras siete meses de gestación, el osezno nació el 3 de febrero en perfecto estado de salud.

Actualmente se encuentra en la etapa final de crianza asistida, y durante su periodo lactante que duró aproximadamente 3 meses, se alimenta con una fórmula láctea, suplemento alimenticio que cubren las características nutricionales que la leche materna le proporcionaría.

Posteriormente comienza la ingesta de sólidos para lo cual se le ofrece un alimento concentrado (croqueta) especial para la especie. En unas semanas más, se le comenzará a dar una dieta diversa y variada, conformada por verduras, frutas y carne.

Pendientes por su desarrollo se lleva a cabo el monitoreo constante de su crecimiento, a través del área de crianza quien estará a cargo del osezno hasta pasar a su etapa juvenil, a la par se realiza un monitoreo constante a través del programa de medicina preventiva y del programa de nutrición.